Hace poco tuve que viajar para Cochabamba en Bolivia, el motivo fue el I CONGRESO LATINOAMERICANO DE INGENIERÍA DE SISTEMAS E INFORMÁTICA que se llevó a cabo los días 7, 8 y 9 de Mayo del 2014, estuvieron ponentes de algunos países de latinos como Perú, Argentina y Colombia, este ambiente me llevó a filosofar algunos temas, uno de ellos es al cual se refiere el titulo de esta entrada.
Ya voy yendo a muchos eventos dentro de Perú con charlas de personas extranjeras y nacionales, esta fue la primera vez que salgo de Perú para poder estar presente en un congreso del extranjero, mi visión acerca de estos eventos llamados “Congresos” siempre fue que le ponen demasiado énfasis al formalismo (por lo menos en Perú), así fue que me animé a ver cómo es que era la situación en el país hermano, al inicio la situación no fue muy diferente, salvo por el acento de los Bolivianos (las palabras suenan amables y calmadas), se da la bienvenida a las delegaciones locales y extranjeras, la bienvenida a las personas que vinieron a compartir sus experiencias en la palestra, un elenco de danza que bailo una danza Chaqueña (Chacarera) muy hermosa y casi acrobática y por último se empezaron con las charlas de los conferencistas.

Y aquí viene lo interesante, dentro de las charlas fue que me di cuenta de algo, las personas que hablaban adelante y compartían su conocimiento eran personas sencillas (visualmente), lucían jeans, camisas y polos, a diferencia de los representantes de Perú que lucían ternos, corbatas y zapatos brillantes, así mismo otra de las diferencias es que los extranjeros exponían sobre temas que ellos andaban desarrollando o estaban en proceso de investigación, mientras que en nuestro país había más un “copy and paste” de la información sacada de internet, en pocas palabras, no había calidad de contenido, lo digo pues en algún momento me atreví a hacer una pregunta que confirmo mi sospecha y motivo por el cual recibí algunas críticas de mis compañeros diciendo que “Los problemas de casa se quedan en casa”, pero yo digo, no es bueno vivir pensando que nuestros representantes son de lo mejor, que hay calidad en los docentes de las universidades, eso es VIVIR ENGAÑADOS, mientras vivamos engañados no tendremos la voluntad de cambiar las cosas, personalmente yo prefiero que el mundo se entere como está la situación en el Perú, tal vez empecemos a cambiar con un poco de vergüenza.
Claro que esto no involucra a todos los peruanos, tenemos también profesionales que si son muy buenos, profesionales que aunque muchas veces sin siquiera haber pasado por una universidad son el orgullo del país; los ternos, títulos y certificados son solo papel (Frontend), el verdadero valor de un profesional esta en cuanto sabe y cuanto puede lograr (Backend).
¿Por qué sucede esto?, bueno, desde mi punto de vista son muchos los factores que lo provocan, menciono algunos a continuación:
  • El NOMBRAMIENTO, en Perú un profesional tiene la posibilidad de nombrarse en la institución en la que trabaja, se ve esto más en instituciones públicas, el nombramiento hace que el profesional tenga asegurado el trabajo y por ende también el sueldo, una vez que el profesional se nombra, en la mayoría de casos no se digna en seguir investigando y actualizar su conocimiento, tampoco les hace falta pues para un profesional nombrado el sueldo suele ser jugoso.
  • Prioridad a CERTIFICADOS, TÍTULOS y demás TROZOS de PAPEL, es cierto que este método de ganarse un pedazo de papel luego de obtener algún logro fue desarrollado para poder acreditar los conocimientos de un profesional, pero en Perú se pueden conseguir certificados con un poco de DINERO sin necesidad de tener idea siquiera de lo que acredita ese papel, lo mismo sucede con los títulos, uno puede ser un flamante Ingeniero, Licenciado, Magister, Doctor, etc. etc. solo basta tener de amigos a tus docentes y tener influencia política cediendo a favores corruptos, uno puede salir con buenas calificaciones y con enormes cantidades de papeles, pero con tanta corrupción este método no sirve para calificar al profesional.
  • Desde niños nuestros profesores nos enseñan a vestir de forma elegante, andar con UNIFORME aunque no nos guste, tener los zapatos brillando, nos enseñaron que una persona con terno y corbata es alguien importante, hasta nuestra policía tiene un uniforme que se plancha en lugar de tener un uniforme que les de comodidad y sea todo terreno.

 Un mensaje para aquellos docentes de escuela y colegio, los científicos griegos andaban con trapos encima, Albert Einstein ni se peinaba y tenía un guarda ropas lleno de la misma ropa para no tener que pensar en que ropa se pondría, Isaac Newton solía andar siempre despeinado, Marie Curie llego al extremo de casarse con un vestido azul común en lugar del vestido blanco, etc etc.  

Cabe resaltar que no me gustan las palabras “Ponente” y “Ponencia”, suenan muy imponentes, por eso prefiero utilizar otras palabras más sencillas, creo que no debería de haber esa enorme brecha entre quien está adelante y quien está escuchando, no hay por qué hacer sentir menos a quien escucha, “Hasta la persona más ignorante tiene algo que enseñarte”, nadie es sabelotodo, todos tenemos la misma oportunidad de destacar en algo, creo que es muy importante la humildad para crecer como personas y como comunidad.
Bueno ya dejando un poco de lado el tema y hablando un poco del congreso, el ambiente fue cómodo, los hermanos de Bolivia fueron muy amables y humildes con nosotros, la delegación peruana fue de más de 30 personas, cabe resaltar que la comida estuvo muy buena.
Visitamos la Sociedad Científica de la Universidad Mayor de San Simón en donde conocimos a grandiosas personas, tengo que agradecer a Gonzalo Nina, es un gran amigo, gracias a él conocimos a los chicos de la Sociedad Científica en donde compartimos un poco de nuestras experiencias, y nos mostraron algunas de las cosas que lograron en los aproximadamente seis años que vienen trabajando en un ambiente de más o menos 15 metros cuadrados, pequeño pero acogedor.
También agradecer a Nibeth Mena que nos guió por algunos de los laboratorios de la universidad y su granja de servidores encargada de algunos de los servicios como hosting, wifi, descargas de programas, etc; así mismo también agradecer a la gente de la Fundación Jala que se llevó a un grupo para mostrar sus instalaciones (desgraciadamente no pude acompañarlos pero me contaron que estuvo interesante la visita).

Eso es todo lo que tengo que escribir, repito, este solo es mi punto de vista, están abiertos los comentarios para poder discutir sanamente sobre el tema, les doy las gracias a los lectores de mi blog, y les deseo lo mejor para todos ustedes.

Hasta la próxima.

Atte. Tonet Jallo
Anuncios